CALIDAD MOLESKINE

CALIDAD MOLESKINE

Siempre hemos puesto un gran esmero en garantizar la alta calidad de nuestras colecciones. Año tras año mejoramos los procedimientos que nos permiten asegurar un estricto control de calidad sobre un proceso de fabricación altamente complejo, mezcla de artesanía manual y de producción industrial. 

UN PROCESO REALMENTE GLOBAL
Siempre hemos admirado al Este y al Sudeste asiáticos por la calidad de sus materias primas, el esmero y la calidad de cada paso del proceso de producción y la capacidad para combinar métodos industriales y artesanales. Allí se inventó el papel, en el siglo II, cuando en Occidente aún se seguía utilizando el pergamino, y también fue allí donde se empezó a usar la imprenta de tipos móviles en el siglo XI (cuatro siglos antes de Gutenberg). En estos países, que pueden presumir de una larga tradición en el arte del papel, de la encuadernación, de la papiroflexia, de la caligrafía y de las tintas excelentes, es donde hemos encontrado fabricantes capaces de combinar las enormes cantidades de la producción industrial con el esmero y la meticulosa atención de la artesanía y la elaboración manual. Una parte relativamente pequeña de nuestra producción se realiza en otros lugares del mundo con proveedores especializados que cumplan nuestros requisitos de calidad. Dedicamos mucho tiempo y energía a buscar a los fabricantes adecuados. Pedimos a todos nuestros proveedores que nos envíen las certificaciones internacionales correspondientes que garanticen la calidad de todos sus procesos de producción, en los ámbitos medioambiental, social y de seguridad.

A pesar de todos nuestros esfuerzos, siempre existe la posibilidad de que haya factores que escapen a nuestro control y que puedan afectar negativamente al resultado final de nuestros productos. La combinación de fabricación automatizada y artesanal puede lógicamente implicar pequeños errores y diferencias entre los productos, cosa habitual en la producción artesanal. Los cambios tecnológicos o la evolución de los componentes químicos de la pulpa pueden afectar a nuestras colecciones de papel, incluso entre dos lotes del mismo producto. Sabedores de ello, intentamos mantener unos estándares altos en lo tocante a calidad y homogeneidad de nuestras colecciones. Mediante comprobaciones periódicas de toda nuestra línea de productos podemos detectar y subsanar alteraciones en muchos parámetros. También disponemos de un sistema de seguimiento exclusivo que acompaña a cada lote durante toda la cadena de producción, y que nos permite supervisar los distintos materiales usados en cada paso.

Los materiales empleados en los objetos Moleskine
Los materiales empleados en nuestras colecciones provienen de todo el planeta. Para cada uno de los componentes se lleva a cabo una meticulosa y actualizadísima investigación, para poder asegurar niveles excelentes en todos los detalles. Algunos de los componentes proceden de Italia y Francia, otros de Japón, Corea del Sur, Vietnam, China y Taiwán, y de otros muchos lugares. Una red internacional de calidad tejida con paciencia e ingenio por un equipo que persevera incansable en la investigación y la innovación.

Todos nuestros artículos de papel están realizados con papel alcalino (sin ácido), cuyo proceso de fabricación se caracteriza por su respeto al medio ambiente.
Moleskine S.p.A. crea y vende productos con certificación FSC.
Nuestros productos que no son de papel se fabrican con materiales inocuos que no suponen riesgo alguno para la salud. Nuestros bolígrafos están fabricados con plástico ABS y metal, y los accesorios externos están hechos de poliéster y EVA. Nuestros myCloud Bags usan poliamida (nylon), y nuestros Classic Bags están hechos de poliuretano.

Nuestro empaquetado se fabrica de forma que el material de desecho es siempre el menor posible. Una buena parte se diseña para reutilizarse, por ejemplo los reversos de las bandas de papel, en las que hay impresas herramientas útiles, o el empaquetado de las carteras, que se puede transformar en marcos de fotos ecológicos. Más información sobre Moleskine y la sostenibilidad ambiental, aquí.

Gracias por señalarnos cualquier problema
Muchos de los detalles de los objetos Moleskine (precisamente los detalles que más valoran nuestros clientes) requieren trabajo manual. La etiqueta de Control de Calidad, inserta en los bolsillos traseros de cada cuaderno Moleskine, incluye un número de identificación que nos permite rastrear su historial de producción, para poder subsanar cualquier problema de calidad que pueda surgir. Consérvalo por si, a pesar de nuestros esfuerzos, se nos ha pasado por alto algún defecto de cualquier clase. Te pedimos que en tal caso nos lo hagas saber mediante el formulario que encontrarás en moleskine.com/quality.

Tus comentarios sobre cualquier problema nos permiten vigilar de cerca nuestra calidad, así como corregir inmediatamente cualquier defecto que nos haya pasado desapercibido. Gracias por ponerte en contacto con nosotros.