CALIDAD MOLESKINE

Siempre hemos puesto un gran esmero en garantizar la calidad de nuestros productos. Año tras año mejoramos los procedimientos que nos permiten asegurar el control de calidad de un proceso de fabricación altamente complejo, mezcla de artesanía manual y de producción industrial. Para muchos de los detalles del cuaderno Moleskine (los que más aprecian por lo general nuestros clientes) se requiere una elaboración manual. 

Cada cuaderno Moleskine lleva un número de identificación que nos permite detallar su historia de fabricación para poder abordar cualquier problema de calidad que pudiera surgir.

Gracias por señalarnos cualquier problema
Vuestros comentarios sobre cualquier problema que pueda surgir suponen para nosotros una ayuda inestimable para tener controlada la calidad y poder corregir inmediatamente cualquier defecto inobservado. El número de identificación se encuentra en el bolsillo interior. Cada cuaderno ha sido realizado a mano y sometido a rigurosos controles de calidad. Si, a pesar de los controles, hemos pasado por alto algún defecto, os rogamos nos lo comuniquéis aquí, e incluyáis una foto digital que muestre el problema que habéis detectado.

"Diseñado por Moleskine en Italia y fabricado en China"
La mayor parte de nuestra producción se realiza en el Lejano Oriente, área elegida por una serie de factores decisivos, como la calidad de las materias primas, el esmero y la calidad en cada una de las fases de fabricación y la habilidad para combinar procesos industriales y artesanales.

El Lejano Oriente que conocemos y que satisface nuestros requisitos de producción no es el de la escasa calidad, el que no respeta los derechos de autor ni los derechos civiles. Es la China que, por ejemplo, inventó el papel en el siglo II d.C. cuando en Occidente aún se seguía utilizando el pergamino, y la que ya había inventado la imprenta con tipos móviles en el siglo XI, cuatro siglos antes que Gutenberg. Es el Lejano Oriente que puede presumir de una larga tradición en el arte del papel, de la encuadernación, de la papiroflexia, de la caligrafía y de tintas excelentes. Es una China exquisita que transmitió su gran tradición a Japón para luego extenderse por el Lejano Oriente y por el mundo.

En el Lejano Oriente hemos encontrado fabricantes capaces de combinar las enormes cantidades de la producción industrial con el esmero y la meticulosa atención de la artesanía y la elaboración manual. El proceso de selección de los colaboradores adecuados nos ha llevado mucho tiempo y esfuerzo, incluyendo numerosas y atentas pruebas antes de llegar a una decisión final. Los procesos de producción de nuestros proveedores están certificados por las mejores organizaciones reconocidas internacionalmente en el sector.
Además de por la elevada calidad de los cuadernos que fabrican, nuestros proveedores han sido seleccionados porque observan los máximos niveles en cuestión de respeto y protección de los derechos de los trabajadores.
Cada una de las instalaciones está supervisada y se llevan a cabo frecuentes inspecciones cada año.

Una parte relativamente pequeña de nuestra producción se realiza en otros lugares del mundo con proveedores especializados que cumplan nuestros requisitos de calidad.
Una característica de nuestra forma de trabajar es el constante sondeo de nuestras fuentes de producción y de otras potenciales: siempre estamos abiertos a descubrir nuevas oportunidades.

Los materiales empleados en los cuadernos Moleskine
Los materiales utilizados en la fabricación de nuestros cuadernos provienen de todo el planeta. Para cada uno de los componentes se lleva a cabo una meticulosa y actualizadísima investigación, para poder asegurar niveles excelentes en todos los detalles. Algunos de los componentes proceden de Italia y Francia, otros de Japón, Corea del Sur, Vietnam, China y Taiwán, y de otros muchos lugares. Una red internacional de calidad tejida con paciencia e ingenio por un equipo que persevera incansable en la investigación y la innovación.

 

Todos los cuadernos Moleskine están realizados con papel sin ácido cuyo proceso de fabricación respeta el medioambiente.
Moleskine SpA está certificado FSC (Forest Stewardship Council).
Para más información sobre sostenibilidad ambiental, pincha aquí.