1962-2012. La cinta de casete
de audio cumple 50 años


Creada en la década de los 60, cambió para siempre la forma de reproducir, grabar y escuchar música. Por primera vez, cualquiera podía convertirse en DJ. La gente podía hacerse sus propias recopilaciones de canciones en cinta.  Toda una generación utilizó estas recopilaciones grabadas, reunidas con el extenuante trabajo de los botones FF y RW, que se utilizaban en las fiestas, o para enviar mensajes románticos o durante las vacaciones, los viajes, las excursiones del colegio.  Ya en los 80, llegaron los reproductores portátiles y el mundo de las cintas de casete explotó, convirtiéndose en todo un icono de aquellos años. 
 
 
Hoy en día, la cinta de casete de audio está al borde de la extinción como medio de grabación de música y se ha convertido en un objeto de culto que prolifera en establecimientos retro o tiendas de diseño de todo el mundo.  
 
Moleskine dedica a este objeto una nueva edición limitada. La tapa reproduce el panel frontal de una grabadora de casete (tamaño grande) y un reproductor portátil (tamaño bolsillo).  Se incluye en el bolsillo un juego minipegatinas con ese mismo tema.  Para completar la colección puedes descargarte las plantillas MSK relacionadas desde myMoleskine: Mi grabación, un bolsillo con forma de casete que puedes pegar al cuaderno o una Funda de papel para guardar papel.  Pueden imprimirse, recortarse, pegarse y montarse. 
 
 
Disponibles desde el 11 de octubre en Moleskine Store y en tiendas selectas de todo el mundo.
 
 
La edición Cinta de casete de audio es la última de una serie de ediciones limitadas que juega con iconos pop de nuestra época, entre otros: Woodstock, Peanuts (Snoopy) Pac-Man (Comecocos), El Principito, La Guerra de las Galaxias o Lego.
 

Print in MSK format